Riguroso Directo: BBK Live 2011 (Jueves)

De vuelta de unas merecidas vacaciones, intentaré resumir de la mejor forma posible los tres días que duró el BBK Live 2011, uno de las festivales grandes del verano en España. Y este año no se quedó atrás, un cartel de todos los colores, para todos los gustos, plagado de grandes de ayer y hoy, y otros que andan despuntando, o al menos intentándolo.

Cabe decir para abrir este resumen que salí encantado con los medios de los conciertos. La sonoridad estupenda, y se escuchaba todo genial. Imagino que el monte Kobetamendia ayuda en la tarea, pero el trabajo de los técnicos de sonido y de la organización en general merece un aplauso. El único punto negro la saturación de gente que se vivió el jueves a causa del concierto de Coldplay, y se vio que los transportes oficiales del festival (los autobuses que subían y bajaban a Bilbao y Barakaldo) no fueron suficientes para mover la gigantesca masa de gente que acudió ese día al evento.

Sin más preámbulos, comienzo con los conciertos. Relacionado con lo dicho en el anterior párrafo, tardamos en subir más de lo que esperábamos y llegamos al concierto de Russian Red cuando éste ya había empezado. Una lástima porque la voz de la chica habría merecido escuchar un par de canciones más. Era curioso ver como su banda iba vestida a juego, con trajes impecables de color azul oscuro, mientras ella iba a su rollo con uno de sus ya característicos vestidos. Una puesta en escena curiosa, hasta donde yo oí, una selección de temas bastante buena, cantando algunas de mis preferidas del primer disco, I love your glasses (que a mi parecer es el mejor de los dos) como They Don’t Believe; y algunas de las más curiosas de su trabajo más reciente, Fuerteventura, como Everyday Everynight. Un concierto agradable, música relajada y una voz bonita para amenizar las primeras horas de la tarde; me quedó buen sabor de boca a pesar de que sea de derechas un poco sosina.

Después venían The Twilight Singers, que no nos llamaban mucho la atención y su directo desde la distancia tampoco pintaba especialmente atractivo para mi gusto, así que nos dedicamos a dar una vuelta, ver el ambiente festivalero, el merchandising y tomar algún que otro cacharro hasta la hora de Beady Eye, el nombre que según Liam Gallagher tendrán nuestros hijos dentro de veinte años, ahí es nada. Entró la formación al completo de Oasis (excepto Noel, claro está) bajo su nuevo nombre, con una gran ovación para Liam, que disfrutaba de mala manera (no le gusta apenas hacer poses, darse baños de masas y, en general, hacer como que le da todo igual mientras le adoren. A pesar de esa actitud, se hace querer, que conste), y se pusieron manos a la obra. No sé si es cosa mía, pero tocaron gran parte de su hasta ahora único disco, Different Gear, Still Speeding y prácticamente en orden, empezando por la potente Four Letter Word, dedicando a su padre, el hombre, la leyenda, el gran Rory Gallagher su canción Bring The Light, movida, rockera y con un cierto sabor añejo. Acabaron con The Morning Son pasando entre medias por Millionare o Beatles and Stones. A pesar de que la prensa “seria”, la Rolling Stone, diga que fue un concierto aburrido, a mí me gustó mucho e hizo que el grupo pasara a llamarme bastante más la atención. Un punto para ellos también por no tocar nada de Oasis e intentar diferenciarse todo lo posible, ya que juega a su favor, pero también en su contra, y les va a costar avanzar si no intentan distanciarse de un legado tan grande.

Ojo VidriosoA continuación nos dirigimos a ver, aunque sólo fuera por su mitiquez, a Blondie, si bien es cierto que los vimos desde la distancia. Lo primero que me llamó la atención, si os soy sincero, fue el aspecto de Deborah Harry, completamente de mujer de avanzada edad (por no decir vieja pelleja), y no la ayudaba nada la ropa que vestía, una especie de pantalón naranja abombado con una camiseta naranja… en fin, un desastre. Además, a mi parecer, también le ha cambiado bastante la voz, pero todas estas primeras impresiones no pudieron evitar que me viniera arriba al escuchar Atomic. Dejaron un buen repertorio de clásicos como Heart Of Glass, Maria o The Tide is High; un gran concierto para los fans y para los que no lo somos, pues un concierto, digamos, correcto.

Toca FríoSe acercaba ya la hora para el plato fuerte de la noche, Coldplay, y la cantidad de gente que se acercaba al escenario por todos los sitios era increíble. De verdad que lo reventaron, espectacular la aglomeración de personas que había. Nunca he sido un gran fan del grupo, y era consciente del tirón que tiene la banda de Chris Martin, pero no me imaginaba algo así, menudo efecto llamada, estábamos como auténticas sardinas en lata, yo apenas podía ver el escenario y eso que estábamos relativamente cerca. Desde el inicio de su trayectoria, realmente han llegado bien alto.

Después de una ovación tremebunda a la salida de los miembros de la banda, comenzaron, después de una pequeña intro de corte clásico, con Hurts Like Heaven, seguida de una de mis favoritas, la clásica Yellow. Un repertorio lleno de los grandes éxitos de su carrera como The Scientist, In My Place, Violet Hill o Viva la Vida. Un concierto con mucha garra, mucho más intenso de lo que me esperaba, y con una puesta en escena espectacular, aunque a mi parecer, un poco excesiva (montajes de vídeo para cada canción, fuegos artificiales, cañones de mariposas de papel, luces LED por todas partes, globos gigantescos repletos de las susodichas mariposas de papel, y un largo etcétera). Ellos se meten una auténtica paliza y tocan como si no hubiera un mañana (con sus curiosos instrumentos, personalizados hasta decir basta), eso he de reconocerlo.

Toca FríoMenos gracia me hizo el inevitable bis, en el que a pesar de que tocaran dos mitiqueces como Clocks y Fix You, acabaran con su nuevo single Every Teardrop Is A Waterfall, que no me gusta absolutamente nada, pero vista la reacción del público en general, el raro debo ser yo.

Y con esto se nos fue el primer día del festival, ya que estábamos demasiado cansados del viaje y los conciertos para ver a Crystal Castles, y sobre todo por la cantidad de gente que había, era terriblemente difícil moverse por el festival. Aún así, durante el camino de vuelta ya íbamos especulando como sería el segundo día, con The Mars Volta, Kasabian, Kaiser Chiefs y muchos más. ¡En breve, la segunda parte del resumen!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Riguroso Directo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Riguroso Directo: BBK Live 2011 (Jueves)

  1. Attassa dijo:

    Genial Entrada Arturo! Comparto este resumen del primer día del festival. Particularmente esperaba que Russian Red tuviese un poco más de fuerza en el escenario aunque su música no esté hecha para hacer saltar al público. Me lo pasé genial en el concierto de Beady Eye, suenan muy bien en directo y me reía de las actitudes de diva de Liam Gallagher, todo un personaje. A mi también me llamó la atención el vestuario del corredor de la muerte de Blondie pero eso demuestra que a Deborah le importa poco que opinen de ella xD y que le sigue gustando estar sobre los escenarios aunque yo no conserve la misma voz.

    Para acabar decir que de Coldplay sólo escuchaba. Estuve aplastada y escondida durante todo el concierto y no pude disfrutar de todo ese espectáculo psicodélico como tu decías. Eso sí, lo dieron todo y más!

    Esperando la próxima entrada. El segundo día de conciertos fue mi preferido!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s