Riguroso Directo: Samiam

Después de una más que injustificada ausencia de prácticamente un mes, vuelvo a la carga con el concierto de un grupo del que hablé hace poco con ocasión de su nuevo disco, Trips, cuyo estreno imagino les llevó a hacer esta gira europea, y que los aficionados agradecimos bastante, dada la mitiquez de la banda y su calidad indiscubtible. Una anécdota que me gusta contar es como horas antes del concierto estábamos discutiendo cuál era nuestro disco/tema favorito del grupo sin llegar a un consenso (aunque algunos nombres sonaban más altos que otros), lo cual siempre es buena señal.

Dicho y hecho, aprovechamos el evento para dirigirnos a la Sala Ritmo y Compás de Madrid, aunque por razones que no vienen a cuento no llegamos a ver a los teloneros, una lástima en particular por Eric Fuentes, al cual tenía curiosidad por ver. Por desgracia, también nos debimos perder los primeros temas del concierto, que coincidieron con canciones del nuevo disco como 80 West o Clean Up (nos lamentamos amargamente de perdernos esta última porque la teníamos muy metida en la cabeza). Sin embargo tuvimos suerte ya que pudimos asistir a auténticos clásicos como Mexico, Dull, Sunshine, Super Brava (quedando claro que Astray es mi disco favorito), Capsized o Factory. El repertorio creo que dejó bastante contento a todo el personal, ya que dieron un repaso más que decente a toda su trayectoria. Sin embargo no es oro todo lo que reluce y el concierto tuvo un par de notas negativas que hicieron que no lo disfrutáramos tanto como hubiéramos querido.


Hablando en plata, sonó mal. La voz se oía poco, mientras que los instrumentos estaban excesivamente altos, perdiéndose en gran parte la esencia de las canciones. Me han asegurado que la sala de normal tiene un sonido muy decente así que no sé a qué pudo ser debido, pero estropeó parte de la gracia del concierto, y sobre todo da rabia en el sentido de que podría escucharse mucho mejor y podrías estar gozando el doble. El otro punto negro tengo que ponérselo al grupo, ya que en las últimas canciones se vio a Jason Beebout bastante cansado y cascado, no podía con su alma, y se notó que le ponía ganas, pero que la voz no daba para más, saliéndose de tono un par de veces (un par de gallos, vamos).

En definitiva, fue una experiencia bastante grata, sobre todo por el hecho de ser un grupo que tenía muchas ganas de ver en directo, y a pesar de los inconvenientes del anterior párrafo, disfruté mucho durante mis temas favoritos y el ambiente era bastante agradable, con un público que lo daba todo a pesar del mal sonido y de lo que les pesan los años. Y a pesar de todo, repetiría.

Aprovecho para decir que dado que vuelvo al ruedo, tengo pendiente alguna review interesante, teniendo en cuenta que tenemos nuevos discos de Cobra Skulls, Banner Pilot y Dead To Me. Y dentro de dos semanas escasas, concierto de Explosions In The Sky, casi nada. ¡Hay Frog The World para rato!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Riguroso Directo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s