Joyitas: Merchandise, Their/They’re/There, Wild Nothing

Mantener vivo el interés de alguien por una banda, con la ingente avalancha de títulos, grupos y de información musical existente en la red puede llegar a suponer un esfuerzo. Estar al día con los lanzamientos y  a la vez acordarse de todo lo que tiene una pinta interesante de un año para otro (o incluso meses después) acaba resultando un trabajo hercúleo. Es la tarea de estas joyitas refrescar la memoria, e introducir las novedades más pujantes.

En esta ocasión, breves continuaciones de dos álbumes que dieron la campanada el año pasado, Children Of Desire de Merchandise y Nocturne de Wild Nothing; y una nueva banda del incansable Mike Kinsella junto con Evan Weiss, con una nueva formación a su cargo, Their/They’re/There.

Merchandise.- Total Nite

Merchandise Total NiteMerchandise no tienen muy clara la diferencia entre EP y LP, dado que su último disco, Children Of Desire, tenía prácticamente el mismo número de canciones que Total Nite y una duración similar. Sin embargo, este es un dato irrelevante teniendo en cuenta la extraña política de lanzamientos de la banda, y que queda en algo anecdótico cuando mantienen su estilo único, original y desconcertante.

Con una carrera corta a sus espaldas, ya empieza a sonar fuerte su nombre, especialmente después de que cada material nuevo que enseñan sea una perlita ecléctica que resumen la mejor música de las últimas décadas. Muchos ecos del pop y rock de los 80, sonido post-punk y shoegaze noventero; todo combinado con un estilo indie actual, abarcando tonos luminosos cercanos al lo-fi y al dream pop, con momentos de psicodelia oscura rayanos con el fuzz. A esta mezcla hay que sumarle la voz de Carson Cox, que se equipara a algunos de los grandes, comparándole principalmente con Morrisey, algo de lo que que puede estar orgulloso. Atípico, único e imperdible; un EP que en cinco temas aglutina más de 30 años de música y un sinfín de tendencias. Cada una de sus canciones es un pequeño universo, pero cualquiera vale para ilustrar lo escrito; y para muestra, Anxiety’s Door.

 

Their/They’re/There

Their They're ThereLa enésima banda de Mike Kinsella, dicho esto en el mejor de los sentidos. El retorno heroico del frontman de Cap’n Jazz, American Football, Owen y muchas más, con un EP sencillo, breve y prometedor. Tampoco hay que olvidar a Evan Weiss, cabeza visible de Into It.Over it. Dos talentos bastante prolíficos unidos con la mejor intención: ni tan enérgicos y excesivos comos sus primeros grupos, ni tan contenidos como los que siguieron, se sitúa en un término medio, fácil de escuchar y colmado de sentimiento emo del que no queda.

Pueden haber perdido algo del arrojo y exuberancia de la juventud, pero no la inspiración ni el talento, y es cierto que los seis cortes de este EP saben a poco y da la impresión de que no exprimen el potencial latente de Their/They’re/There. Otro punto evidente es que tanto Evan Weiss como Mike Kinsella no son músicos especialmente versátiles y es difícil sacarles del género que se les da bien, pero hay que reconocer que son los mejores en lo que hacen. Se nota su esfuerzo en sacar un sonido maduro, con algo de math rock, trabajado y bien medido, y combinan bien ritmos más bien fríos con una voz más descarnada. Hay momentos en que algunos temas no acaban de funcionar, sobre todo la parte central del EP con Fit Your Life Into a Grid, Apocalypse (Not Right) Now y 572 Cuthbert Blvd, pero en líneas generales se salva con su sobresaliente inicio y el fantástico cierre con End And End. Habrá que seguirles para comprobar si sus siguientes lanzamientos se quedan en un quiero y no puedo, o si saben brilla con luz propia.

 

Wild Nothing.- Empty Estate

Wild Nothing Empty EstateGemini fue un buen disco, pero no consiguió atraer toda la atención que logró Nocturne. Posiblemente por el empuje psicológico que supone el saltar a la palestra, Wild Nothing han decidido no tomarse un descanso, y no han esperado ni un año para sacar su nuevo material en forma de este EP, titulado Empty Estate.

Siete cortes, para un trabajo muy completo, que comienza con dos canciones similares a lo visto en su último álbum de estudio, con un bajo suave y oscuro, arreglos electrónicos con reminiscencias a la new wave, y un sonido general a caballo entre el shoegaze y el dream pop. Sin embargo, a medida que avanza el EP, culminando con A Dancing Shell, se puede adelantar el nuevo giro en la trayectoria de Wild Nothing, hacia ritmos más luminosos y recayendo el peso de las melodías en el saxofón y en sonidos sintéticos. Sólo queda ver cuál es el resultado en su tercer LP, pero este Empty Estate, sin ser de lo mejor de su carrera (no hay canciones a la altura de Shadow) es interesante y sirve para aliviar la espera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Joyitas y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s