Propagandhi.- Failed States

Antes de seguir repasando a grandes rasgos todos los discos que nos ha traído 2012, me quería detener un poco más con el último de Propagandhi. Bastante gente de mi entorno les tiene en un pedestal, y a mí nunca han acabado de engancharme, tengo que reconocerlo, y esperaba que este nuevo álbum fuera el desencadenante que me sacara de mi error. A pesar de que no fueran de mis bandas favoritas sí que reconocía que había canciones que me gustaban y que realmente eran merecedoras de pasar como grandes exponentes del hardcore melódico, por poner dos ejemplos básicos, Anti-Manifesto y Back To The Motor League.

Sin embargo el problema de que te gusten los primeros trabajos de Propagandhi es el giro que han ido tomando ya desde Supporting Caste, su anterior álbum, y que se completa en este Failed States.

Propagandhi Failed StatesCon lo dicho hasta ahora, sí que es verdad que hay algo que no ha cambiado y es un mérito considerable: el espíritu combativo y  comprometido de la banda (veganos, activistas, anticapitalistas y defensores a ultranza de los derechos humanos) es una de sus notas más características, y ha sido invariable a lo largo de su trayectoria; una de las similitudes que más claramente guardan con Antillectual, reflejándolo ambas tanto en sus acciones como obviamente en las letras de sus canciones, de hecho en la página oficial de la banda está la explicación de algnas de éstas, y a quién se las dedican, y es bastante interesante. Todas tienen un tono considerablemente serio, a excepción de Things I Like, en la que supongo que ellos mismos necesitaban un pequeño descanso de tanta mala leche y en ocasiones, amargura.

El problema, para mi gusto, viene con su nuevo sonido, bastante lejano de sus orígenes y con un toque metalero que no les acaba de sentar bien del todo. Me recuerda en cierto modo a None More Black, pero con una cadencia aún más marcada y con un tono más oscuro y menos enérgico (aunque igual de intenso) que sus anteriores discos. No llegan a acercarse tanto al metal (o punk metal, si preferís) de los últimos trabajos de Strung Out, pero se quedan en un abismo un tanto indefinido que no les acaba de sentar bien del todo y que a ratos hace que Failed States se haga un tanto denso, con algunas canciones más pesadas de lo que deberían.

En todo caso, y a pesar de que esperaba más de este álbum y podemos catalogarlo como una decepción, más por mis expectativas, dado el tono de Supporting Caste, como dije antes; lo último de Propagandhi tiene algunos temas que sí han logrado llegarme, especialmente el corte final, Duplicate Keys Icaro (An Interim Report), de las más rápidas y con un espíritu más punk. No sé hasta qué punto ha convencido o no a los seguidores de mayor tirada de la banda, pero por lo que tengo entendido existe una considerable división de opiniones. Yo me sumo al bando que está más contento escuchando su material más temprano, pero no por ello deseo que estos canadienses dejen de tocar y reivindicar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis - Review y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s