Riguroso Directo: Primavera Sound 2013 (Miércoles)

El primer día del Primavera Sound (en mi caso, ya que no pude llegar antes al Primavera als Clubs) pintaba interesante con unos conciertos en el Parc del Fórum variados y con la presencia de Aliment, The Bots, Guards, Delorean y The Vaccines. Una mezcla bastante ecléctica de grupos nacionales e internacionales, todos bastante en boca y con un hype considerable a sus espaldas. Sin embargo, después de enfundarnos nuestras respectivas pulseras, no asistimos a este evento.

¿La razón? La emoción de asistir a un show secreto, del que sólo se sabía que iba a ser de indie noventero. The Breeders habían confirmado su llegada a Barcelona ese mismo día, y tocaban el viernes dentro de la programación del festival, por lo tanto era muy probable que fueran ellos ese contenido misterioso de aquel concierto en la Sala Apolo. También se hablaba de Sebadoh, o de bandas similares. Cargados de emoción e incertidumbre, y después de una agónica cola (acompañados nada menos que por Big Jeff) en la que, hasta el final no supimos si podríamos entrar o no, subíamos las escaleras hacia el escenario al ritmo de Invisible Man. Efectivamente, teníamos delante a la formación de Kim Deal tocando su disco más mítico de inicio a fin, el icónico Last Splash.

The Breeders Last SplashEmpezamos algo decepcionados por no haber escuchado Cannonball, pero igualmente ilusionados por la oportunidad de ver a The Breeders en sala pequeña, y en un ambiente más recogido y familiar. Hay quien se queja de que parecía más un ensayo que un concierto, pero la verdad es que el aura distendida entre los miembros de la banda, y la manera en que se deleitaron tocando las canciones, sin prisa y sin agobios, me gustó bastante. La química entre ellos sigue funcionando, las hermanas Deal tocan con bien de ganas, y el buscado cachondeo haciendo de menos a la bajista (I have a name, you know? dijo jocosamente en una ocasión) pusieron el punto gracioso y entrañable al espectáculo. Los temas más celebrados fueron (aparte del hit, Cannonball) No Aloha o Divine Hammer, y la sensación general fue que están en forma y pueden seguir dando juego. A esto hay que sumarle que tocar un disco de principio a fin es un arma de doble filo, y que la sensación que provoca en el público puede no ser la idónea, porque ya saben qué esperar, y qué viene después. No hay posibilidad de sorpresa, y aún así, se hizo divertido y el hecho de que alargaran las canciones e improvisaran algunos finales supo sustituir bien a las dudas sobre el setlist.

Con más tiempo del que dispondrían días después en el festival, se pudieron permitir tocar un amplio bis en el que cupo hasta una canción de The Beatles, Happiness Is A Warm Gun, junto con algún otro tema del resto de su discografía. Dio una impresión más global de la trayectoria y sonido de The Breeders, y visto en perspectiva, fue una buena decisión abandonar el recinto del Parc del Fórum por este evento. Sin embargo, fue una lástima la imposibilidad de acceder a La 2 de Apolo para ver a Cheatahs, Veronica Falls y Parquet Courts, dada la extensísisma cola que se había formado mientras veíamos el show secreto; por lo que el primer día de festival acabó ceñido a un solo grupo, pero celebrar de esta manera los 20 años que cumple Last Splash bien lo merece.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Riguroso Directo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s