Programa Doble: EH! y ZA!

El título de esta entrada parece de cachondeo, pero las similitudes entre estas dos bandas nacionales van más allá del nombre. Ambas tienen un carácter eminentemente instrumental (ZA! usan voces, pero más como un mero acompañamiento, y en la mayor parte de las veces con palabras inventadas y sin auténticas “letras” como tales) y experimental. Dos grupos que se sitúan en la vanguardia de la vanguardia, con un sonido ecléctico y difícil de descifrar.

Tanto EH! como ZA! representan el poder de la innovación, de lo experimental, la imaginación al poder a la hora de crear composiciones rompedoras, y creativas, aunque el precio pueda ser llegar a un público menor. Por esa razón, quedan hermanadas en esta entrada, para rendir un cierto homenaje a aquellos que llevan lo novedoso y atrevido por bandera.

EH!.- El Sobresalto Alpha

EH! El Sobresalto AlphaA la cabeza de este proyecto está Elías Egido, parte de Standstill (y en su momento de los extintos héroes del hardcore E-150), lo cual ya es una cierta garantía. A este nombre se suman una cantidad variable y cambiante de músicos, procedentes de bandas de la talla de Lisabö, Same Old, Incendios o Tokyo Sex Destruction. Grandes talentos para un disco con vocación peliculera, al que algunos han dado por llamar, de manera bastante descriptiva, filmcore. Un término inventado para la ocasión y que plasma las impresiones que resultan de escuchar El Sobresalto Alpha.

El nuevo disco de EH! cambia de ambientación y de tono con una facilidad pasmosa, llevando a quien lo escucha de una escena a otra, metamorfoseándose continuamente, corte tras corte. De una escena introductoria y evocadora como Una Porción del Cálido Sur pasa a la intriga de Nuestro Coto Privado de Caza y al sabor a jazz de 308C. De ahí da el salto a la rockera Sexy Pelo y a la inquieta tranquilidad de Malditos Por Cobardes. Todo el disco está impregnado de toques del lounge más clásico, mezclado con ritmos tomados de la música actual. Las tonalidades cambian con Matemáticas Morales, mucho más calmada y cercana al post-rock, tendencia que se repite en Un Año Entero. Ya en la recta final contrasta la luminosa Bombones y Vinilos con la lúgubre Circuito de Violencia. Acaba el álbum con Perdóname la Vida, cambiante, vibrante y de nuevo con toques jazzeros. El Sobresalto Alpha es todo un ejercicio de estilo, una combinación de géneros y ambientaciones, un disco imaginativo y que hará las delicias de aquellos enamorados de las bandas sonoras, capaz de recordar a bandas como A Silver Mt. Zion y Tortoise; y a la vez a las composiciones de Ennio Morricone o Henry Mancini.

 

ZA!.- Wanananai

ZA! WananananaiSin duda una de las bandas más inclasificables, originales e innovadoras de nuestro país; y capaz de competir con cualquier grupo a nivel mundial en cuanto a su capacidad experimental, sabiendo a la vez crear discos divertidos y refrescantes. Decir que Wanananai es su disco más accesible hasta la fecha tampoco es decir mucho, pero sí que es más abierto que Megaflow, con un sonido más consistente y reconocible, dentro del torbellino de géneros, estilos e ideas que mezclan ZA!

Estar ante Wanananai significa estar frente a free jazz, soul, funk, rock clásico, ritmos tropicales, grunge, hip hop… es una amalgama no exenta de locura en la que todo cabe y nada sobra. La fusión de estos elementos no se siente forzada en ningún momento y transmite una sensación desconcertante en apariencia, pero sólida en el fondo. En su propia descripción aluden a Battles, Lightning Bolt y Animal Collective; pero realmente es difícil compararles con nadie, con un sonido muy diferenciado, presentando ellos mismos a través de su trayectoria su propia medida. A todo esto hay que sumarle una dosis considerable de sentido del humor y una personalidad tan fuerte como atractiva, que impregna todos sus álbumes, sin ser éste último la excepción. Dieciséis cortes sorprendentes de los que se puede esperar cualquier cosa, siempre capaces de reavivar el interés. El disco completo es toda una experiencia, pero si hay que recomendar alguna canción en particular, es fácil quedarse con la extrañeza y los altibajos que produce Súbeme El Monitor, la potente y sugerente Gacela Verde, la elegancia de Mr. Reality y el sano cachondeo de la trilogía formada por Hotto!, Hottero! y Hottesto! Un álbum extraño, bizarro y, en parte, indescifrable, pero también con recompensa y con unas dosis de originalidad pocas veces vistas. Bienvenidos a la locura de ZA!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis - Review, Programa Doble y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s