Sons Of Woods.- In The Fog

Este proyecto ha hecho sudar a más de uno. Desde hace algo más de un año se iban poco a poco dando a conocer, aunando miembros de The Destroyed Room, Naturalesa Salvatge y Berri Txarrak: Sergi Alejandre, Héctor Ortega y Aitor Goikoetxea. Tres nombres, tanto por los grupos a los que pertenecen como por ellos mismos, de los que cabía esperar grandes cosas.

Tras teasers y temas de adelanto, se lanzaron al crowdfunding vía Verkami, consiguiendo su objetivo y logrando que In The Fog se hiciera una realidad. De esta manera, el primer LP de Sons Of Woods al finl salió a la luz, una gran noticia.

Sons Of Woods In The FogIn Disguise y Spirit ya prometían bastante, y a la vez no engañaban a nadie. In The Fog muestra la cara más oscura del folk y recoge influencias de los grupos de procedencia de sus componentes, tanto el tono espiritual y calmado de Naturalesa Salvatge, como los escarceos con los tonos lúgubres de Sergi Alejandre con Wind Atlas, y aunque no tenga la potencia de los temas de Berri Txarrak, sí que sabe transmitir esa sensación opaca de desasosiego que presentan muchos de sus temas. También cuenta en algunos temas con la guitarra de Víctor Saldaña (o Síctor Valdaña, como prefiráis), buen conocedor de los derroteros del folk y un músico versátil donde los haya. Que esto no se malinterprete, el sonido de Sons Of Woods es bastante original y es considerablemente difícil decir a qué se parece, incluso enmarcarlo en un género más allá de ese “dark folk” es complicado.

In The Fog es un disco atípico y desconcertante, desde su misteriosa portada hasta su estilo musical y sus canciones. Único en su especie, combina una sensibilidad muy refinada con un estilo lóbrego y sombrío.

Ya In Disguise muestra una progresión de la guitarra, infinita y a la vez inacabada, acompañada por la voz que susurra Violence, violence… in disguise, como un mantra fatal e inevitable; la manera perfecta de iniciar el álbum. In The Fog suena más moderna pero igualmente críptica, con una cadencia menos agobiante, y a pesar de su título, más clara que la anterior. Rising Tide retorna a una inquietante calma chicha, emotiva y melancólica, y de nuevo vuelve a levantarse la niebla en Spirit, aunque comparte su mismo tono sentido. De la mano de Evil Cats llega uno de los mejores cortes del álbum, un tema que crece, se pausa y continúa de una manera tan natural que asusta.

La segunda mitad del disco empieza con unos tintes clásicos en Sons Of Woods, que continúa con la relajada y ambiental The Glow, la más cercana al slowcore, con un ritmo casi hipnótico. Casi como una continuación comienza Breathe In, Breathe Out, en la misma línea evocadora y mística, aunque al final gane fuerza con el acompañamiento de las guitarras. Northside, Tornado County Rd muestra la cara más folk de Sons Of Woods, con una canción realmente bonita y llena de emoción. El cierre del disco con Temple Of Silence, con un vaivén agridulce que te envuelve y te deja con el silencio de un final que llega en su justo momento, para dejar un buen sabor de boca y ganas de más.

Un primer trabajo sorprendente, nada denso a pesar de su calma, y muy agradable de escuchar desde el primer momento. Además es tremendamente adictivo, y aunque no lo parezca, engancha de mala manera. La espera y la expectación han merecido la pena, y este In The Fog ha ido más allá de lo que prometía, que era bastante. Regalaos unos momentos con este Evil Cats, porque lo merece.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis - Review, La Escena y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s