Riguroso Directo: METZ (Sala Lemon, Madrid)

En ocasiones el boca a boca funciona fenomenal para las bandas, incluso para las que se ubican al otro lado del océano. METZ han pasado por España al menos un par de veces antes de su última gira, por el Primavera Sound de 2012 y por el Canela. Hablando con asistentes a ambos eventos, todos coincidían en la potencia y fuerza de este grupo en directo. Lo mismo sucedía con los que acudieron al concierto del BAM el día antes de que me dirigiera a la Sala Lemon a ver qué tal sonaba II sobre un escenario, por lo que las expectativas eran bastante altas.

Sin teloneros ni ningún tipo de artificio. La presentación en Madrid del segundo disco de la banda canadiense METZ no pudo ser más sobria, y más centrada en tocar todos los temas posibles dentro del tiempo del que disponían.

Metz Sala LemonComo no podía ser de otra manera, el setlist favoreció a su último trabajo, aunque no se olvidó de los temas más emblemáticos de su primer álbum. Ya desde los primeros compases de Headache se pudo ver que todo lo que me habían contado de ellos era cierto: el sonido áspero y rocoso de sus discos se traslada perfectamente al directo, convirtiéndose en una experiencia atronadora y salvaje. No en vano, el comentario más repetido de la noche fue que METZ nos habían peinado para atrás, casi de manera literal. La cohesión que muestran, la calidad de su batería y el hecho de no escatimar esfuerzos a la hora de intentar sacar provecho de sus características distorsiones ruidosas, consiguen que su concierto sea todo un espectáculo.

De su último disco tocaron Spit You Out, una canción que auténticamente gana mucho en vivo, la caótica The Swimmer, Wait In Line, Nervous System, y por supuesto, Acetate. Una buena selección pero dejándose en el tintero Kicking A Can Of Worms, que a mi parecer es de las más destacadas de II. De su álbum de debut no podían faltar la rauda Get Off, Knife In The Water, Wet Blanket, dos elecciones raras pero efectivas como The Mule y Rats, y por supuesto, el final con Wasted, la canción con la que se dieron a conocer. Doce temas, que se pudieron hacer algo breves, y que dejaron una sensación de extrañeza al no haber bises; puesto que se hubieran agradecido un par de canciones más.

Ver a METZ en sala pequeña no sólo corrobora todo lo que me habían contado de ellos, sino que lo reforzó. Sin duda uno de los conciertos más potentes que he visto desde hace tiempo, y todo un gusto ver cómo suenan en vivo canciones abrasivas y salvajes como pocas. Dejaron claro que no existe trampa ni cartón en sus álbumes, y que la magia del estudio poco tiene que ver con lo que ellos hacen. Más que recomendable para todos los aficionados al post-hardcore y al rock ruidoso en general, y para todos aquellos que quieran vivir un concierto diferente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Riguroso Directo y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s