Japandroids.- Near To The Wild Heart Of Life

Desde 2009 he comprobado que Wet Hair es un remedio más que eficaz frente a los perniciosos efectos del sonido del despertador. A partir de 2012, este antídoto empezó a alternarse con Fire’s Highway, igualmente efectivo para despertarse con menos resoplidos furiosos. Japandroids han sido siempre, incluso desde No Singles, una máquina de himnos vitalistas y coreables, y su ausencia en estos últimos años ha creado un vacío difícil de llenar.

A finales de 2016, Brian King y David Prowse volvían a los escenarios, y al poco tiempo, comenzaron a presentar nuevas canciones, lo que hacía inminente un disco de estudio. Atemperaban los ánimos diciendo que Near To The Wild Heart Of Life iba a ser un trabajo algo más pausado y maduro, pero que seguiría centrado en esa energía difícil de contener que les caracteriza. La canción homónima era prueba de ello, y No Known Drink or Drug enlazaba perfectamente con esa idea, emparentada directamente con The House That Heaven Built, de su anterior álbum.

japandroids-near-to-the-wild-heart-of-lifeNear To The Wild Heart Of Life es cierto que resulta menos contundente que Post-Nothing, y que puede resultar algo más calmado que Celebration Rock, pero no es el cambio que prometían las iniciales declaraciones del dúo canadiense, siendo mucho más continuista de lo que ellos mismos quieren reconocer. No en vano, mantiene la estructura de ocho canciones de todos sus discos, justificando este número en base a que los grandes álbumes de rock, sus referentes más sagrados, han contenido ocho pistas: Raw Power de The Stooges, Born To Run de Bruce Springsteen, Marquee Moon de Television, IV de Led Zeppelin, Horses de Patti Smith, Paranoid de Black Sabbath, Remain In Light de Talking Heads y Master Of Puppets de Metallica. Me parece especialmente interesante enumerar las influencias que ellos mismos reconocen y la justificación del número ocho, como herederos de una tradición no escrita, y su voluntad de, tarde o temprano, ponerse al lado de las grandes figuras del rock.

Esto se refleja en un sonido cada vez más fácil de escuchar, más claro y amable con el oyente, y lejos quedan los toques de stoner rock o sludge de sus primeras canciones, y que aún se reflejaban en Post-Nothing. Es más, los aires de Nueva Jersey (por no decir directamente de Bruce Springsteen) que ya se veían de forma evidente en Celebration Rock toman aún más protagonismo y se hacen más notorios en este último álbum. Es su disco en el que más se acercan,y de una manera más consciente, al rock clásico y a los grandes referentes. También el sonido es mucho más claro y menos embarullado, pero con esa perfección técnica pierde algo de la naturalidad y espontaneidad de su anteriores trabajos.

Es muy fácil volver a empatizar con la emoción de True Love And A Free Life of Free Will, con la corta pero intensa I’m Sorry (For Not Finding You Sooner) o con los tópicos viajeros de North East South West y Midnight To Morning (dos caras de la misma moneda), pero se hace más complicado disfrutar la plana Arc Of Bar plagada de lugares comunes sobre la noche y la vida disoluta que, sin dudar de las sin duda dilatadas experiencias festivas de David y Brian, parece algo de cartón piedra. Los singles, Near To The Wild Heart Of Life y No Known Drink Or Drug siguen funcionando sin problema, pero es inevitable pensar que no alcanzan la fuerza de las canciones incontestables de sus anteriores discos. El final, In A Body Like A Grave tarda en estallar, y a pesar de distar de los mejores cortes de este último lanzamiento, sabe acabar con gracia el álbum, aunque sin la bonita imagen de los fuegos artificiales de Continuous Thunder en Celebration Rock.

Near To The Wild Heart Of Life nos da algo de lo que queríamos oír, eso es innegable. Sigue siendo una dosis considerable de optimismo vital incontestable, y una buena colección de canciones pegadizas, resueltas y divertidas. Sin embargo, le falta soltarse la melena del todo, y pierde algo del nervio que caracterizaba a Japandroids. Es positivo que una banda evolucione y madure, pero no a costa de su mordiente, y aunque no estamos ante una decepción total, es innegable pensar que Near To The Wild Heart Of Life no es todo lo que podría ser, y podría haberse convertido en la nueva alternativa incontestable al despertador a partir de 2017.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis - Review y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s